viernes, 23 de abril de 2010

Ni Houdini


Y es que estoy cogiendo una habilidad con esto!

Ayer ya fue el no va más! no veas lo bien que me lo pasé corriendo detrás de una preciosa galgita en, creo que celo... no estoy seguro por que al verme venir no veas lo que corria la jodía, si es que les gusta hacerse las difíciles... ¡¡Pero no ves que soy irresistible!! No te hagas la dura.

Y mi ama con cara de gilipollas que se quedó cuando de un tirón le dejé con el collar colgando de la correa... Creo que aún no se lo explica pero para eso he estado yo entrenando en escapismo... desprevenida que la pille!

La pobre que iba tan confiada con ese nuevo artilugio que me ha puesto y que me hace ir andando a su lado sin pegar mis tirones... con lo que me gusta a mi tirar (sobre todo si aparece una hermosa perrita repleta de hormonas). ¡Que se creía que iba a poder conmigo!



Ayer, de verdad, un día espectacular: persiguiendo a toda mecha a la hermosa y difícil perrita, corriendo cruzando la carretera hasta la rotonda, dando la vuelta, vamos, solo hubiera faltado pillar a la perrita, pero creo que tiene más resistencia que yo... maldita... así que para terminar me quedé olisqueando el parquecito al lado de casa y pastando para refrescarme hasta que vino mi dueño tan feliz y me llamó y cubrió de mimos y de besitos (aunque notaba que mi ama me miraba con ojos inyectados en sangre, noséporqué)

Si es que los tengo dominaos :P

viernes, 20 de noviembre de 2009

No las entiendo...


A ver, ayer me porté bien y me acerqué a esa gata estrecha muy tranquilito, le puse el culito para que me oliera y va la tía y casi me da un zarpazo en los cojones. Pues si te molesta, entonces, ¿pa qué vienes a mirarme? Yo ya paso, en serio tío, ¡que le den!. Yo pa mí que es como la gata Flora, que si se la metes chilla, y si se la sacas, llora. Si estás enamorá de mí, dilo clarito, tía, deja de volverme loco.

miércoles, 14 de octubre de 2009

Maldita y adorable gatita...


Tan mona y tan fina ella, ya se ha adueñado del sofá y va por ahí contoneándose por toda la casa, restregándose con mis dueños la tía guarra, haciéndole purru-purru a todo el mundo y olisqueando lo que yo no puedo ver ni de lejos. Y encima la estrecha no quiere cuentas conmigo y me bufa cuando me acerco. Se llama Misa-misa y es la culpable de mis últimos lloriqueos y ataques de celos. Que sepas que no me mola tu rollo de princesita (aunque en el fondo me tengas loquito y te quiera babear entera, las cosas como son...).


¿Mauuu?


viernes, 9 de octubre de 2009

¡Au, au, au...


... au, au, au! ¡Pivonazo! No pillara una de estas que piden guerra pa hacerle ¡toma-toma-toma-toma-toma-au-au-au! Esto de Internet es la leche. Y pensar que me tengo que conformar con follisquear con el colchón que me compraron los titos... bueno, lo que queda de él, que no duro ni dos días, jijiji. Le saqué to el relleno, nen.

Se despide ese Ronco dando caña.

jueves, 8 de octubre de 2009

Ronco, ese soy yo

Hey, qué passssa. Me presento. Soy Ronco y debo de ser un cruce de pastor alemán con mastín, o eso me han dicho. Ya te puedes ahorrar lo de chuchaco ¬¬.

Y nada, soy un cachorrazo mu majete, mu nervioso y un glotonazo. Me encanta juguetear y siempre me estaré muriendo de curiosidad por saber qué haces. Cuando no puedo saberlo, o no me haces caso, lloriqueo o te robo una alpargata y aplaco mi ansiedad mascándola. Eeeees lo que hay.

¿Defectillos? Pues que soy un poco bestiajo jugando y creo que esa es la razón por la que nadie quiere jugar conmigo (pucheros). También está lo del nerviosismo, que en cuanto veo a otro perro... ¡Joder, me está dando un jamacuco solo de pensarlo! ¡Otro perro! Es una alegría tan extrema que a veces creo que me va a explotar el corazón. Luego también está lo de que salto sobre las viejas que hacen footing, pero bueno, son minucias en comparación con todo el amor en forma de babas que os puedo dar.

A ver, a ver, más cosas... Acabo de entrar en la adolescencia, y como lo de chupármela a mí mismo ya cansa, no me importaría conocer perritas fogosas para amistad o para lo que surja mismamente. El otro día escuché hablar a Tita Elena algo sobre blaublau... castrar...Ronco...blaublau... O sea, tíos, o despabilo o me muero virgen. Menos mal que mi amo aún se lo está pensando.

Ya os ire contando mas cosillas. ¡Hasta otra!